La luz mala



Misteriosamente este mes se vieron muchísimos recibos exorbitantes del servicio de energía eléctrica. En la Cooperativa CELP, no dan respuestas y obligan a los vecinos a pagar y amenazan con el corte de suministro. No dan número de reclamo y así ocultan sus abusos.


- Tiene que pagar. Eso es lo que consumió.
- Pero no puede ser, es el triple que el mes pasado.
- Tiene aire?
- No. Nada. Apenas una estufita para toda mi familia.
- Es eso lo que gasta. Tiene que pagar. Sino le va a llegar el corte.
- Pero no puedo pagar eso. Es una barbaridad.
- Tiene que pagar. El que sigueeeeeee...

Dura, injusta, impune y frecuente es esta conversación en las oficinas de la monopólica Cooperativa de Electricidad y Otros Servicios Públicos La Paz LTDA (CELP).

Un servicio indispensable y fundamental para las familias. Lamentablemente está cada vez más lejos e inaccesible por las elevadas e injustificadas facturas que llegan a los hogares paceños.

Quién cuida o protege a los consumidores de los abusos de estas empresas que solo buscan facturar sin importar la calidad del servicio o la importancia que este tiene para la comunidad en su conjunto.

¿Quién cuida al consumidor, al vecino, a la familia?
En el frente de las facturas en letra muy chiquita dice: "Ud tiene derecho a reclamar una indemnización si le facturamos sumas o conceptos indebidos o reclamamos el pago de facturas ya abonadas, Ley 24240".

Al dorso, algunas facturas dicen: "Ante cualquier inconveniente en la prestación del servicio, deberá dirigirse a la Cooperativa de Electricidad y Otros Servicios Públicos, La Paz LTDA, a los teléfonos 03437- 422245 - 422244 - 421563 - 0800-444-4414, la que deberá informarle el número de reclamo y una fecha estimada de solución al mismo. Si su reclamo no es atendido debidamente o necesita asesoramiento comuníquese gratuitamente con el Ente Provincial Regulador de la Energía de Entre Ríos (EPRE) al teléfono 0800-777-6000".

En las oficinas, ni rogando entregan un número de reclamo porque de esa manera estarían blanqueando una situación dudosa en la que tienen mucho que perder.