Un paseo con poca vida



Boulevard 25 de mayo. Una millonaria obra que no tiene mucho futuro por la falta de planificación.


Hace varias semanas que los vecinos observan las montañas de ladrillos intertrabados (mal llamados adoquines) frente al Polideportivo municipal.
En la intersección de calle Echagüe y el Boulevard 25 de mayo, un cartel afirma que se gastarán $1.200.000 para la puesta en valor de dicho paseo. Según las escuetas gacetillas oficiales, la obra se realizará desde la calle Intendente Lamboglia hasta España.
Muchos vecinos ven como lentamente avanza el trabajo de colocación de los vistosos ladrillos pero el gran interrogante son los jóvenes árboles que se colocaron en el angosto y antiguo Boulevard. Cualquier vecino sabe que una de las especies menos recomendables para plantar en una vereda es el Palo borracho, ya que a pesar de su belleza, las características del mismo lo hacen muy dañino para las veredas y pavimentos que se terminan levantando tras el paso de sus enormes raices.
Este problema lo podemos observar y corroborar en toda la extensión del Boulevard, donde a pesar de padecer las calles y veredas levantadas y rotas, hay personas que siguen intentando desafiar a la naturaleza y "planifican" una obra cometiendo viejos y monumentales errores.Una pena.