Fumigaciones: Ruralistas cortaron la ruta 12



Ruralistas entrerrianos se manifestaron este jueves al costado de la Ruta 12, en la zona de Colonia Merou, en reclamo a la Justicia de Entre Ríos respecto del decreto que regula las fumigaciones. Afirman que si no tienen respuestas, volverán con acciones más duras.


El "tractorazo" se llevó a cabo desde las 9.30 hasta las 16, congregando a productores, acompañados por la Mesa de Enlace provincial.

Mariela Gallinger, dirigente de la Federación Agraria -FAA- de Crespo, señaló al respecto de la movilización: "Es una presencia firme de la unidad y de la consolidación que tiene el campo entrerriano a la hora de hacer sus reclamos. En este caso, pedirle a los cinco jueces que tienen que tomar una decisión respecto de qué será de nuestras vidas. Si van a dejar que podamos producir o van a hacer que desaparezcamos".

Para Gallinger existe un "desamparo", que está dado por "la ausencia del Estado, los jueces que se toman mucho tiempo y la falta de que alguien convoque a una mesa grande de diálogo".

Dijo además que es importante que todas las partes se reúnan para exponer puntos de vista y fundamentos: "Estaremos a la espera de las definiciones de los jueces. Si se demoran y se toman mucho tiempo volveremos a otra acción gremial, pero con mucha más rabia y bronca. Porque no entienden el daño que le están haciendo a las familias rurales y la producción entrerriana".

A principios de mes, la justicia volvió a prohibir la aplicación de agrotóxicos a menos de 1000 metros de los establecimientos educativos.

La Cámara dejó sin efecto el decreto del gobernador Gustavo Bordet, que beneficiaba a los empresarios del agro transgénico.

Un nuevo fallo judicial protege a las escuelas rurales de Entre Ríos y frenó las fumigaciones con agrotóxicos. Se trata de la decisión de la Cámara Civil y Comercial Sala III de Paraná, que deja sin efecto el decreto del gobernador Gustavo Bordet -que beneficiaba a los empresarios del agro transgénico- y establece la vigencia de 1000 metros de protección ante las fumigaciones terrestres (y 3000 metros para las aéreas).

Desde hace más de un año en Entre Ríos se libra una disputa judicial entre quienes exigen proteger la salud de los alumnos y docentes, y quienes reclaman poder fumigar en cercanías de las escuelas. En un hecho inédito, el juez cuestionó la forma incompleta de evaluar la toxicidad de los agrotóxicos, porque no se miden efectos crónicos en la salud.

"No todos los derechos involucrados tienen el mismo peso a la hora de su tutela. Ello debe llevarnos a reflexionar sobre la importancia de estos principios (ambiente y derechos de niños, niñas y adolescentes) en las generaciones futuras", afirmó el juez Virgilio Galanti para recordar que la salud de la población (y aún más de los niños) está antes que la producción agropecuaria. Es uno de los argumentos para dejar sin efecto el decreto 2239/19 del gobernador Gustavo Bordet, que había desoído dos fallos anteriores y redujo a solo 100 metros las distancias para fumigar escuelas rurales.