Merendero en el barrio Horizonte



En el barrio donde todavía esperan que el presidente Mauricio Macri, termine las 100 de las 300 viviendas que prometió hace más de 3 años, se levantó un merendero que gracias a la solidaridad de un vecino y la colaboración de otros, asiste a los niños y niñas del lugar. Este fin de semana pudieron levantar un toldo para evitar el sol y las altas temperaturas.


Hace algunos meses comenzó a funcionar un merendero para 14 niños y niñas del olvidado barrio Horizonte. Las 9 casillas que todavía resisten las inclemencias y el paso del tiempo, están rodeadas de malezas que dan una muestra del abandono al que son sometidas estas familias de escasos recursos que perdieron todo en la inundación de 2016.

Ante la crisis que se vive en el País y que golpea con más fuerza a los sectores populares, un vecino decidió colaborar con el barrio y en su patio, puso una mesa, sillas y llamó a la colaboración de quienes puedan aportar leche, harina, galletitas, lo que sea para poder darles una merienda a los gurises.

Yoyi es vecino y trabajador municipal. "Por la crisis me hice carpintero", explica, con eso hace changas y muebles para sobrevivir. Mientras hablaba, midió los postes donados por un vecino que trajo de San Gustavo. "Otro compañero me donó las lonas de silo bolsa, y no quiere que lo nombre" afirma "porque siempre colabora de corazón y no le interesa la foto".

Era domingo, cerca de las ocho se acercó un vecino y mientras sus compañeras preparaban el mate, ellos medían el patio y se imaginaban la estructura que de reparo a los gurises del barrio.

Hoy mismo lo estrenamos dijo Yoyi. Entre pozos, palas y postes, rebotaba una pelota que tres gurisitos curiosos pateaban sin descanso. Cómo se va a llamar, le preguntaron. "17 de noviembre quedó". Haciendo memoria y honor a nuestra historia explicó.

Así celebró él, su día Peronista.