Entre Ríos queda rezagada en el mapa de la obra pública para 2018



Del proyecto de presupuesto nacional surge que más del 40% del gasto se prevé para Buenos Aires (22%) y la Capital Federal (20%). Como contrapartida, a la Provincia le corresponde 1,61% de la inversión discriminada por jurisdicciones.


El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) elaboró un análisis de la distribución geográfica de la obra pública prevista en el presupuesto nacional de 2018, que muestra en todas las perspectivas a la provincia de Entre Ríos dentro de las jurisdicciones más rezagadas.

El proyecto de presupuesto 2018 incorpora una serie de anexos en los que se describe la ubicación geográfica donde se realizarán los gastos previstos en el mismo, estableciendo en qué provincia se harán efectivos dichos gastos, o en su caso si serán gastos interprovinciales, nacionales (en los casos en que no se puede puntualizar un territorio específico) o sin clasificación geográfica. El 25% del gasto no tiene una asignación provincial específica. Del resto, más del 40% del gasto presupuestario se concentra en Buenos Aires (22%) y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -CABA- (20%). Luego aparecen Córdoba (4,5%) y Santa Fe (4,3%). Como contrapartida hay 12 provincias argentinas, es decir la mitad de las jurisdicciones subnacionales, a las que tomadas en conjunto se asigna menos del 10% del gasto. A Entre Ríos le corresponde el lugar número 11 en orden decreciente, con un 1,61% del gasto total. Por delante, además de Buenos Aires y CABA se contabilizan un 13,7% de inversión calificada como nacional, 7,76% no clasificado y un 4,18% como interprovincial.

Sin embargo, se advierte en el análisis, que considerar solamente la asignación del gasto agregado no permite establecer una medida relativa relevante, ya que las provincias presentan una marcada heterogeneidad en cuanto a la población. Si se toma el promedio del gasto por habitante proyectado con asignación en provincias, el ordenamiento provincial es muy diferente al que se presenta el criterio anterior. Así, el ordenamiento del gasto por habitante muestra que en CABA se asignan gran parte de los gastos del nivel nacional del Gobierno, cuestión que el Iaraf entiende que es lógica por constituir la capital del país donde funcionan la mayoría de las dependencias federales. El dato es 188.786 pesos por habitante.

Tomando el dato de CABA, el gasto por habitante promedio en Argentina llega a 65.276 pesos, pero resulta alto para establecer comparaciones. Puede resultar más esclarecedor calcular el gasto por habitante promedio excluyendo a CABA, que es de 38.274 pesos. Allí se puede apreciar el cambio en el ordenamiento provincial. Provincias que figuran entre las últimas en el listado de participación en el gasto total, como Tierra del Fuego o Santa Cruz, se ubican ahora como las más favorecidas considerando el gasto por habitante de dichas regiones. Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba quedan en este indicador por debajo del promedio. Entre Ríos queda según este indicador muy rezagada, en el puesto número 21 en orden decreciente detrás CABA, Río Negro, Tierra del Fuego, La Pampa, Santa Cruz , Chubut, San Juan, La Rioja, Catamarca, Mendoza, Neuquén, San Luis, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, Buenos Aires, Corrientes, Santa Fe y Córdoba. Con una modesta inversión de 34.308 pesos de gasto total por habitante, solo supera a Formosa (33.887 pesos), Misiones (33.377) y Chaco (33.035). Gasto de Capital en provincias La información de la distribución de uno de los tipos de gasto como es el gasto en capital, cobra relevancia al presentarse el proyecto de presupuesto para 2018.

La forma en que se distribuye este gasto entre las jurisdicciones argentinas muestra en definitiva el mapa de la obra pública que se realizará con fondos nacionales. Para 2018, se presupuesta un Gasto de Capital de la Administración Nacional por 210.941 millones de pesos (1,7% del PBI). Nuevamente el análisis puede realizarse en términos agregados, o considerar los montos que en promedio impactarían sobre cada habitante según donde viva.

El 38% del gasto de capital total no tiene una asignación específica a provincias, en cuanto es clasificado como Nacional o bien Interprovincial (caso en que se conoce que el gasto afecta a dos o más provincias), o no tiene clasificación geográfica. De la porción restante, nuevamente Buenos Aires (15%) y CABA (10%) son los principales destinatarios, seguidos esta vez por Santa Fe y Río Negro. Aquí, con un 2% Entre Ríos está en el lugar 13 de la tabla que incluye a todas las provincias y los rubros nacional, Gasto Nacional por habitante interprovincial y sin clasificación geográfica. Los dos principales componentes del gasto de capital nacional son la Inversión Real Directa y las Transferencias de Capital. Mediante la primera, el gobierno federal ejecuta directamente las obras. Para 2018 se proyecta que alcance los 62.245 millones de pesos. Las Transferencias de Capital son fondos no reintegrables que se transfieren hacia las jurisdicciones subnacionales para que en estas se ejecuten gastos de capital, es decir, obras. Para 2018 se espera que estas transferencias lleguen a un monto de 140.147 millones de pesos, que incluyen 25.618 millones de Fondo Federal Solidario, que es una transferencia de capital automática al sector público provincial. Inversión Real Directa Si se considera el gasto presupuestado en Inversión Real Directa para 2018, se tiene que Río Negro (6.645 pesos), CABA (3.357 pesos) , La Pampa (3.137) y Tierra del Fuego (2.913) serán las principales jurisdicciones receptoras de este gasto, que en términos per cápita superaría con creces a la media prevista para el consolidado provincial de 1.399 pesos por habitante. A Entre Ríos le toca esta vez la yeta, el puesto 13, aunque en este caso obviamente en un listado que contiene solo a las provincias.

La Inversión Real Directa prevista por cada entrerriano es de 1.081 pesos. Chaco, Santiago del Estero y Tucumán son las jurisdicciones más perjudicadas con 550, 438 y 359 pesos respectivamente Transferencias de Capital El ordenamiento de las provincias según la recepción esperada de fondos por habitante bajo la clasificación de Transferencias de Capital muestra que Tierra del Fuego aparece aquí entre las principales receptoras. Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza son las que menos fondos recibirían por habitante en este caso. La provincia gobernada por una concordiense, Roxana Bertone, recibe 7.072 pesos por habitante en transferencias de capital. Le siguen Catamarca con 4.016 pesos y la CABA con 3.413 pesos. Entre Ríos está en el puesto 15 con 2.095 pesos; y cierran la lista Santa Fe con 1.094 pesos, Córdoba con 1.035 pesos y Buenos Aires con 1.005 pesos. En el agregado del gasto de capital, los habitantes de Tierra del Fuego son los que verán un mayor nivel de obras de capital per cápita financiada directa o indirectamente con fondos nacionales. En el otro extremo, los cordobeses recibirán en promedio el menor nivel de gasto nacional de capital per cápita, seguidos cercanamente por los bonaerenses. En estos últimos distritos, se tornan clave los gastos de capital que cada provincia lleve a cabo con fondos propios en pos de proveer un estándar de infraestructura por habitante por lo menos similar al promedio.

Las principales variables del presupuesto

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó el 15 de setiembre en la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Presupuesto 2018 y se estima que la votación se postergaría hasta diciembre, tras el recambio legislativo. El Presupuesto 2018, que será debatido en la Comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el diputado oficialista Luciano Laspina), prevé un crecimiento económico del 3,5% y una inflación promedio del 15,7%. "Vamos a trabajar en función de las metas de inflación del BCRA", aseguró Dujovne. También prevé un tipo de cambio que oscilará entre los 19 y 20,5 pesos por dólar, con un promedios del 19,3%, y proyecta para el comercio exterior un crecimiento del 6,5% tanto en exportaciones como en importaciones, ya que este año podría terminar con un déficit cercano a los 7.000 millones de dólares.

Dujovne anunció que habrá un nuevo recorte de los subsidios a la energía y destacó el crecimiento del "gasto en servicios sociales". Al presentar el Presupuesto 2018 en la Cámara de Diputados, Dujovne señaló que para el año próximo se estipula "baja del gasto en subsidios, que se situaba en 22% del gasto primario en 2015 y baja al 12% del gasto primario en 2018". Paralelamente, indicó que "el gasto en servicios sociales se va a situar en 76% del gasto primario, comparado con el 73% de 2017, y un promedio del 77% entre 2003 y 2015". Además, el ministro puso de relieve que para el año próximo se proyecta un "crecimiento de la inversión bruta del 12%". "Es un presupuesto sólido y creíble", afirmó Dujovne, y garantizó que "las erogaciones van a ser idénticas a las que aprobó este Congreso". "Tengan la certeza de que este que estamos enviando es el que se va a ejecutar", sostuvo. Del resumen del Presupuesto Nacional 2018 se observa que: en principio no habrá reducción de ministerios, que el mayor ajuste cae en las áreas de energía (lo que supone que se mantendrá un esquema de incrementos tarifarios) y que se aumentan las partidas sociales y de Educación.

El crecimiento se estima en un 3,5%, la inflación en un promedio del 15,7% y un tipo de cambio ubicado en 19,3 pesos. Los grandes números del proyecto de Presupuesto que presenta Dujvone ante el Congreso parten de una premisa de que el Presupuesto sea una "herramienta creíble" y lo fundamentan en que en los últimos 12 años las ampliaciones presupuestarias representaron en promedio el 18,5%, en tanto que en 2017 el desvío fue del 2,8%. Se señala también que "las modificaciones llevadas a cabo por la Jefatura de Gabinete representaron el 0,3%, a pesar de tener un máximo permitido del 7,5%". En cuanto a la presión tributaria, se señala que descenderá apenas un 0,3% , del 24,9% de 2017 al 24,6% en 2018.