Después de las elecciones suben la nafta, el gas y la luz



El Gobierno negoció con las empresas para que el impacto se sienta luego de los comicios. El combustible subirá un 10%, mientras que los servicios lo harán un 30% antes que cierre 2017.


"Se viene el gran ajuste después de las elecciones", repitieron durante la campaña los candidatos de Unidad Ciudadana. La realidad les dará una parte, al menos, de la razón a partir del lunes próximo. Subirán la nafta, el gas y la luz.

Se estima que el aumento del combustible será del 10%. El mismo se debe a que el gobierno macrista desreguló el precio de la nafta y es ahora el mercado el que lo decide. Entre las empresas beneficiadas está Shell, que entre sus accionistas tuvo hasta el año pasado al propio ministro de Energía, Juan José Aranguren. Fue Aranguren quien decidió terminar con los controles de precios.

Por su parte, el gas y la luz aumentarán alrededor de un 30% antes de que termine 2017. El año que viene habrá un nuevo reajuste que será superior.

Todas las subas repercutirán a su vez sobre la inflación, que en septiembre fue del 1,9%. Así las cosas, la suba de precios seguirá en alza en el tramo final del año para cerrar cerca del 25%.