Ganó Boca y otra vez, la ñata contra el vidrio



A pesar de haber prometido en campaña que no sacaría el Fútbol para todos, Macri volvió a privatizar la televisación de los partidos y como en los 90, el super clásico solo fue para unos pocos. La mitad más uno festejó escuchando en la radio o en la vereda de estaciones de servicios y bares. Muchos quedaron entristecidos por la derrota y la pérdida de derechos.


Ayer se llevó adelante el primer super clásico que no fue televisado por aire. El club Atlético Boca Juniors, puntero e invicto, se impuso por 2 goles sobre River, que viene en caída libre.

Los fanáticos del fútbol volvieron a la radio para escuchar el desarrollo del partido y se juntaron en bares y estaciones de servicio que tenían pago el pack de Fútbol para pocos. Los que no podían acceder a la consumición mínima, se quedaron en las veredas como en épocas memorables de nuestra triste historia.

Otra vez hay empresas privadas que tienen secuestrados los goles del deporte que apasiona a millones de argentinos. Otra promesa de campaña incumplida por Mauricio Macri y hasta sus votantes, una vez más, quedaron con la ñata contra el vidrio.