Juzgan a un joven que asesinó a puñaladas a su tío en La Paz



Joel Anatolio Fernández, de 26 años, comenzó a ser juzgado por el delito de Homicidio simple. Se le imputó haber apuñalado a su tío, Alberto Britez, de 53 años, el 20 de octubre de 2013 en una casa en La Paz.


El motivo de la agresión se encontraría en una discusión que se habría originado cuando la pareja del imputado le dijo al hijo de la víctima "te acompaño mi amor", cuando el chico, que tenía 15 años, salía de la vivienda en la que se encontraban bebiendo, para comprar una cerveza.

El crimen de Britez ocurrió en la casa de Deolinda Fernández, madre del imputado, cuyo testimonio fue solicitado por la fiscal coordinadora Matilde Federik, puesto que fue mencionada por la hermana como una de las personas que estaban en la casa al momento del hecho.

El Tribunal de Juicio, integrado por Elisa Zilli, Ricardo Bonazzola y Alejandro Grippo, no hizo lugar al pedido, como así tampoco al del querellante, Roberto Alsina, que pidió que se cite a un forense de Tribunales para que dé explicaciones sobre las consecuencias de una importante ingesta de alcohol, puesto que se presume que por los informe químicos, tanto víctima como victimario se encontraban muy alcoholizados. El Tribunal consideró que ambos pedidos no eran útiles a los fines del proceso.

En la jornada de hoy declaró América Leonor Cardozo, pareja de la víctima y tía del imputado. La mujer no dio muchas precisiones sobre el hecho porque sostuvo que se estaba bañando cuando su hijo, Leonel Alberto Cardozo, le avisó que Tati, como apodaban a Fernández, había apuñalado a su pareja. Con algunas imprecisiones en su relato, Cardozo manifestó que no recodaba haber visto a Fernández en el pasillo donde se encontraba el cuerpo de Bitez, cuando en la instrucción de la causa, en sede judicial, dijo que lo vio alterado. La mujer dijo que su pareja y su sobrino estaban bebiendo cuando ocurrió el hecho, recuerda la página Testigo Falso.

Posteriormente declaró Leonel Alberto Cardozo, de 18 años, quien sostuvo que su padre y Fernádez discutieron porque la pareja del imputado le gritó, cuando salía a comprar una cerveza, "te acompaño mi amor", solicitud que él dijo desestimar. El joven sostuvo que cuando regresó a la casa de su tía Deolinda Fernández, su padre "le estaba explicando a Tati cómo eran las cosas (respecto a lo que le dijo la pareja de Fernández), mi viejo le dijo que no quería tener problemas".

En otro tramo de su testimonio, Cardozo refirió que "mi viejo le dijo que si le quería pegar que le pegara ahí, porque mañana no iba a poder", aunque intentó aclarar que la advertencia tenía que ver con que no se iba a acordar de nada por el grado de alcoholización que ambos tenían. El joven también agregó no saber por qué Fernández "reaccionó mal y agarró un cuchillo de arriba de la mesa". El testigo refirió que hubo una discusión entre su padre y Fernández, por lo que él se llevó a su padre hacia afuera, pero éste lo apartó e ingreso nuevamente a la casa, circunstancia en la que Fernández le clavó un cuchillo Tramontina con filo en el pecho. Sin embargo, intentó explicar que "no sé si mi viejo le iba a hacer algo a él, mi viejo iba a manos limpias".

La audiencia sigue el viernes a las 10 con dos testigos presenciales y los alegatos.

Fuente: El Once.