Entre diciembre y febrero las tarifas de luz aumentan 34% y de gas hasta 57% para usuarios residenciales



El ministro Aranguren indicó los incrementos que se establecieron en audiencias públicas. Estimó que esos aumentos sumarán 1,2 punto a la inflación "por única vez"


Las tarifas de electricidad para usuarios residenciales aumentarán un 34% y las de gas hasta el 57% entre diciembre y febrero de 2018, anunció hoy el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Aranguren ejemplificó que "en el caso de la electricidad, una familia tipo, que consume entre 300 y 500 kilovatios/hora al mes, va a estar pagando por debajo de $900; en el caso específico de gas natural, en el caso de Metrogas, aproximadamente unos $600. O sea, en total, unos $1.500 dedicados al consumo de electricidad y gas natural en una familia típica de la Argentina".

El funcionario enfatizó el "objetivo de normalizar el sistema eléctrico y el de gas" con estos aumentos, en cumplimiento de los preceptos establecidos por la Corte Suprema de Justicia, para que estos se apliquen en un marco de "previsibilidad y gradualidad".

Aranguren indicó que se procura llegar a contar con un sistema energético "sustentable en el tiempo, reduciendo nuestra dependencia de la importación y que con esto se genere más trabajo en la Argentina".

Aranguren brindó detalles sobre esos incrementos en una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda.

En ese marco, detalló que el aumento promedio que va a recibir un usuario de electricidad será del 19% desde diciembre y del 12% a partir de febrero de 2018, con un acumulado del 34% para el segundo mes del año que viene.

Las tarifas de gas y luz tienen pendientes nuevos ajustes que regirán a partir de febrero próximo, según el cronograma de ajustes y reducción de subsidios.

Según los cálculos de Energía, el 90% de los usuarios van a tener como máximo un aumento de 39% y el 10% restante aumentos inferiores a 47%, y en febrero el 90% tendrá un aumento inferior al 18% y el 10% restante que más consume, un aumento inferior a 28 por ciento.

Una familia típica de Argentina dedicará unos $1.500 al mes al consumo de electricidad y gas natural
Aranguren especificó que en gas, el incremento para usuarios residenciales será del 27 al 47 por ciento, mientras que en el rubro comercial el rango será de 38 a 58 por ciento, lo que promedia un incremento general de 45 por ciento.

Así, detalló que la factura media residencial -que abona el 36% del total de usuarios- pasará de 127 a 201 pesos mensuales; otro 21% abonará entre 250 y 500 pesos.

Las entidades de defensa del consumidor cuestionaron los altos porcentajes de aumentos, por la incidencia que tienen en los usuarios y reclamaron un plan de aumentos progresivos para que el impacto sea menor.

El ministro anunció también una limitación a los alcances de la tarifa social en el uso del gas, ya que hasta ahora quienes tenían ese beneficio solo debían pagar por los servicios de transporte, de distribución y los impuestos de cada factura, mientras que el consumo estaba enteramente subsidiado por el Estado.


Fuente: infobae