2 años sin el Huber



El olvido, la desidia e inoperancia, mantienen parada una obra desde hace dos años. Mientras permanecen a la espera, cerca de 400 alumnos que estudian de prestado.


¿Porqué? dice el pequeño afiche confeccionado en una simple hojita que a pesar de su brevedad, es contundente. Duerme recostado sobre el enorme cartel que anuncia una obra que nunca comienza. Que solo sirve de pizarrón de muchos otros afiches que piden una solución a un problema de todos.
Quiénes son los responsables de esta obra parada que tiene a cerca de 400 estudiantes, cursando en aulas prestadas (Escuela D52 y la primaria Domingo French) en sillas y mesas prestadas. Al parecer, quienes tienen que hacer su trabajo y no lo hacen; porque las promesas de campaña son solo eso, promesas.
Hoy los pizarrones del Huber siguen juntando polvo mientras el enorme cartel de su fachada decorado con los pequeños afiches que cada vez son más, nos muestran una triste realidad que nadie debería callar.