La Paz: el sentido común arrancó decisiones políticas y se hizo la luz



Hay que decirlo así porque no fueron justamente las decisiones políticas las que primaron a la hora de brindar servicios básicos a 20 familias del sector más vulnerable de la ciudad. Tampoco fueron políticas de Derechos Humanos las que primaron para atender a este asentamiento que venía hace más de 30 años reclamando dignidad, primeramente abajo de la barranca, luego arriba.


Fue el sentido común que cualquier ciudadano de buena fe imploraba a las autoridades. Con resistencia primero y reclamos mediáticos, marchas y exigiendo reuniones con el intendente después, que se logró el tendido eléctrico para el popular barrio Papa Francisco de la ciudad de La Paz.

La Justicia dirime con el ojo del sentido común y falla a favor de los más desprotegidos por la otra pata del Estado, la ejecutiva, que muchas veces llegaba para golpear puerta, pedir el voto y perderse después.

El barrio Papa Francisco ya tiene viviendas de materiales que se levantan desde el sudor y esfuerzo de sus mismos habitantes. Ellos no solo fabrican bloques de cemento, sino que también dan el ejemplo a sus hijos de un progreso colectivo indestructible, donde tender la mano es religión.

Este lunes 29 de enero de 2018, se pudo ver a operarios de la Cooperativa de Electricidad realizando el tendido para llegar con luz eléctrica. Falta que cumpla el municipio con la extensión de la red de agua, servicio que pasaron a segundo plano ya que, por lo menos existe una canilla pública. Recordemos que esa posibilidad de tener agua fue gracias a la bondad de una vecina que desde el interior de su hogar extendió un caño hasta la primera esquina del Papa Francisco.

La manera de reclamar por los derechos a una vida (más o menos) digna, ha cambiado en La Paz. Los gritos aislados y los reclamos violentos sin sentidos no tienen más cabida en la popular. Ahora existe el necesario despertar de conciencia que vuelve fuerte, clara y honestamente creíble la voz del pueblo más vulnerado. Ese pueblo que se sabe organizar. Este pueblo que pudo haber estado dormido, pero siempre que se duerme, también se despierta hasta que no sea necesario despertar.


Fotos: Carlos Tuamá - Realidad Efectiva
Nota, gentileza: politicaconvos.blogspot.com.ar