Esperando la tragedia



Anoche una casa fue consumida por el fuego, esta vez no hubo víctimas que lamentar. Los bomberos voluntarios tienen el auto-bomba fundido. La policía fue a mirar y la Dirección de Control de Delitos Rurales llegó cuando todo había terminado.


El hecho ocurrió en el barrio La Milagrosa. Una familia perdió todo por un incendio del que se desconocen las causas que lo provocó.

Los vecinos llamaron a los Bomberos Voluntarios pero estos todavía no pueden poner en funcionamiento el autobomba que estaba fundido.

La policía solo fue a observar lo que pasaba. A pesar de contar con herramientas del plan provincial de manejo de fuego, la Dirección de Control de Delitos Rurales llegó cuando las llamas habían arrasado con toda la vivienda.

La Paz está expuesta a una tragedia ya que los Bomberos Voluntarios no tienen en funcionamiento su viejo auto-bomba. Hace poco y sin ayuda estatal, los propios bomberos juntaron dinero y pusieron la mano de obra para reparar el motor fundido del viejo V8. A pesar de las notas periodísticas que mostraban al Intendente preocupado con el tema, no recibieron ayuda alguna ya que tienen que realizar unos trámites por su personería jurídica y desde el Ejecutivo municipal les dijeron que sin papeles, no hay ayuda.

Esta institución cuenta con 17 voluntarios que arriesgan la vida por la sociedad paceña. Solo en la primera semana de enero, tuvieron que intervenir en 23 incendios forestales. Muchos de ellos intencionales, como los que venimos denunciando que realizan en el predio del Parque Industrial local. Fue en ese momento donde el motor del auto-bomba se fundió.

¿Cuántas vidas harán falta perder para que el gobierno municipal ayude a esta Institución?