La Paz: al mejor estilo Macri, el intendente reflota una vieja Ordenanza y le ajusta la soga que tienen en el cuello los comerciantes



En la ciudad de La Paz nadie puede creer la actitud tomada por el intendente Bruno Sarubi (Cambiemos) y su equipo de Rentas Municipal. Según se denuncia en todas las redes sociales, salieron a recaudar y apuntaron al único “motorcito” que a pocas penas está resistiendo la embestida de los tarifazos nacionales, el pequeño y mediano comercio o emprendimientos familiares. Sarubi les exige un paquete de impuestos con montos fuera de serie, pensando en la época y el detenimiento del consumo interno que se vive en el país.


La “presión impositiva” contempla cobrar carteles por metro cuadrado y/o fracción menor al metro y los montos anuales varían entre $480 a $1.600. Si los carteles fuesen luminosos se incrementa la cifra en un cien por ciento (100%). Si hay algo que el comerciante ya no resiste es justamente el servicio de energía eléctrica y desde hace un tiempo a esta parte, las vidrieras ya no brillan como antes en la ciudad.

Si la cartelería contiene efecto de animación, el incremento será de un veinte por ciento (20%). Pero esto no queda allí, fueron por la publicidad oral y si ésta fuese con aparato de vuelo se incrementará en un cien por ciento (100%). En caso de publicidad que anuncie bebidas alcohólicas y/o tabaco el aumento será de un cien por ciento (100%).

El peor momento

Todo lo que se pretende grabar como un impuesto a los locales comerciales y/o cualquier rubro de venta ya sea de productos o servicios, viene en el peor momento y surge entonces la pregunta de sentido común ¿por qué justo ahora?. Es como estar en el borde de un precipicio y alguien, justamente el que debería hacer todo lo posible para rescatarte de ahí, llegó para darte un empujoncito diciéndote “¿querías salir adelante?”.


Se programan reuniones e intervención del Centro Comercial

La bronca de la inmensa mayoría que pertenece al mundo comercial en La Paz no se hizo esperar: “Nunca nos cobraron esto y vienen justo ahora a ponerse exigentes que ya no damos más”, se escuchó decir a un reconocido comerciante de la zona céntrica. “Pero quién lo asesora a este muchacho, el peor enemigo”, dijo una mujer que ya viene evaluando cerrar su local si no se resuelve el impuestazo de la luz, que según supo en estas horas, podría pagarla en cuotas a las facturas atrasadas.

Pero alguien que ya forma parte de los cientos de comerciantes que anuncia “quilombo” en puerta, fue un poquito más allá y escribió:

“Gracias Bruno Sarubi y el mejor equipo de los últimos años por ayudar y promover al comercio local.

Una idea genial tuvieron en Rentas para poder recaudar más. No solo están apretando a los pequeños comerciantes.

Reflotar una vieja ordenanza q nunca se cumplió para exigirles a los pequeños comerciantes que paguen fortunas por poner un cartelito, por sacar un pizarrón a la vereda, por querer cobrarle cientos de pesos por cada metro cuadrado. Ojo, por el aire todavía no hay impuesto.

Así q con esta maravillosa idea del maravilloso equipo de Gobierno q armaste (el q no renunció todavía) Bruno Sarubi, los pequeños comerciantes q no llegan a fin de mes, q apenas pagan sus impuestos, q generan fuentes d trabajo, ahora se encuentran con esta metida de mano en el bolsillo. No solo va a generar más locales vacíos como los q abundan en el centro de la ciudad sino q cientos d familias se van a quedar en la calle porq cientos d comercios y de sus empleados, se van a quedar en la calle, como miles de argentinos que padecen las novedosas políticas económicas del presidente Macri.

Gracias Sarubi por seguir engrosando la brecha y beneficiando a las grandes empresas familiares y amigas.

Gracias por todo porq por lo menos, no tengo que arrepentirme de haberte votado ni a vos ni al gato Presidencial. Por lo menos ese error, no cometí.
MMLPQTP"

Se habla de una recaudación muy baja en concepto de Tasas Municipales, incluso algunos se atreven a decir que ha caído a indices que igualan lo recaudado en los momentos de las peores crisis económicas de la Argentina.

El comerciante está con la soga al cuello y se la siguen ajustando

Finalmente hay que decir que no existe un animo de rechazo al criterio de lo que se pretende cobrar desde Rentas del Municipio, aun que en algunos particularidades se ve como algo irrisorio lo que se pretende, lo que más se repudia es la actitud de un gobierno municipal que sale con los tapones de punta en un momento delicado para la economía en general y particularmente en el sector que sostiene la circulación de capital en la localidad. Lo inconsulto, el poco y casi nulo dialogo con el sector. "El intendente no sabe cómo estamos, lo que hacemos para subsistir, que estamos con la soga al cuello, pero nos manda un batallón de inspectores para cobrarnos hasta la respiración", ironizó un dirigente gremial que además aseguró que, el estado de animo en el sector comercial es de "ahogo y bronca".


Fuente: política con vos