AUMENTA



Todo aumenta menos los sueldos dicen las doñas esperando el corte de puchero. Mira y asiente con la cabeza el carnicero que hasta él se priva del asado del domingo. Luz, gas, transporte, medicamentos, pan, carne, etc.


Opinión:
Esta semana se informó de un nuevo aumento del gas y por decantación el gnc. Ya sufrimos varios aumentos de nafta y energía eléctrica. Los medicamentos suben su precio sin pedir permiso y la canasta familiar ronda los 18 mil pesos.

A pesar de la imparable inflación, las paritarias cerraron en su mayoría en un 15% como pidió Nación y son pocos los gremios que siguen intentando negociar.

Aumenta otra vez el colectivo. Todavía sin implementar pero esperando su tratamiento en el Concejo Deliberante paceño. Ya fue visto en comisión y tendrá como mínimo la aprobación de la mayoría que responde al Intendente Bruno Sarubi.

Los docentes entrerrianos se encontraron con importantes descuentos por adherirse a los paros (art. 14 bis de la Constitución argentina) y la provincia decide mojarles la oreja y se retrotrae a la primera propuesta que habían hecho, obedeciendo al pedido de Mauricio Macri.

La tercera edad perdió un gran porcentaje de su ingreso porque las jubilaciones fueron recortadas por la resistida ley de reforma previsional votada en diciembre. Con la ley anterior subía un 12%, con la nueva ley recibieron un aumento solo del 5,7%. A esto se suma la falta de cobertura de Pami en una gran cantidad de medicamentos y tratamientos que antes eran cubiertos y ahora son los adultos mayores quienes deben hacer magia para afrontar los gastos.

Cayó la obra pública y la construcción, que empleaba a miles de albañiles y changarines. De igual manera cayó el consumo y por ende, los comercios se ven obligados a despedir personal y en muchísimos casos como se observa en el centro de la Ciudad, a bajar las persianas definitivamente.

El día a día se hace cada vez más difícil y las familias de escasos recursos se encuentran arrinconadas ante las siderales boletas de luz, la garrafa y los principales productos de una canasta básica familiar que ya es inalcanzable.

La semana entrante convocan a una marcha a la Cooperativa de Electricidad CELP en reclamo por los abusivos aumentos que se vienen dando.

Esto quizás sea un punta pie inicial para lo que se escucha por lo bajo pero que todavía no aflora. La bronca y la impotencia se siguen acumulando y generan un gran descontento las políticas económicas que se están llevando adelante y que solo benefician a los sectores más pudientes de una sociedad que en algún momento dirá basta.