HISTORIA DE UN HÉROE NO CONTADA



En Bovril casi todos saben quién es Alberto Noriega “Beto”, pero saliendo de allí, fuera de “su frontera”, pocos o también casi nadie sabe algo de lo que vivió en las Malvinas.


Beto es callado y humilde, y, cuando hablamos de Malvinas, solo recuerda y mira hacia el cielo, como buscando algo más allá de donde los seres humanos podemos llegar. Es tal vez “su” recuerdo, como quizás también lo tendrán muchos héroes silenciosos y nostálgicos que recorrieron NUESTRAS FRÍAS TIERRAS MALVINENCES.

Godofredo, fue un rey, Godofredo fue un vikingo conquistador, Godofredo fue otro rey de Jerusalén, pero para Beto, Godofredo, representó, aún sin conocer a estos reyes, mucho más, que estas fantásticas historias….
Godofredo, fue su amigo, su hermano, su patria….fue su tierra, sus Malvinas…..

Cuando le preguntan por Godofredo,….claro…se quiebra, y su mirada cambia de seria a profundamente disipada, pues aquellos no son cualquier recuerdo.

A Godofredo lo conoció justo allí, en el lugar donde se hacían los hombres, -decían algunos-, en la colimba, placentera estadía de pícaros aventureros, que luego más tarde pasaba a ser viejas anécdotas de aburridos abuelos…

Pero, también la historia les cambió el camino, y de la aventura pasó a la tragedia, ya que en un abrir y cerrar de ojos, todo había cambiado…..Se terminaron las risas, las bromas, ya no había avivadas ni arrestos de fin de semana, pues estaban inserto en un mundo en el que quizás poco entendían.

Solo hubo un momento, recuerda Beto….cuando Godofredo, se animó como buen Santiagueño, mate cocido por medio, tal vez, de tatuarme en un brazo, un escudo de la armada….no salió muy bien, ya que el frío dio su toque de entrometido. Y de ahí en más, todo fue oscuridad….

De pronto se oscureció la vida, y Godofredo ya no hablaba más y su mirada se apagaba poco a poco, mientras las balas y las bombas sacudían la primera nevada, cuenta Beto. Su amigo había recibido un disparo en el cuello, y tenía que sacarlo cueste lo que cueste del combate…..y mucho antes que Forrest Gump, Beto no dudo en cargarlo sobre su espalda, mientras con dientes apretados le decía “aguantá”…..y corrió, cien….doscientos….hasta los dos mil metros, con su camarada al hombro…..tenía que llegar a donde los enfermeros, y llegó, no sabe cómo, pero llegó entre un infierno de balas…..pero Godofredo ya se había ido…..había partido, a la bella morada de los héroes… y Beto lloró…amargamente…..

Cada vez que escucho esta historia….canto muy suave hacia mis adentro esta profunda estrofa de Porchetto…”Pero madre, ¿qué está pasando acá? Son igual a mí y aman este lugar, tan lejos de casa, que ni el nombre recuerdo. ¿Por qué estoy luchando? ¿Por qué estoy matando?....

Y siempre pensaré en Beto, en nuestras Malvinas, en Godofredo y en todos esos chicos , que nunca dejarán de ser “chicos”…..Nunca permitiremos que “la gente del cielo” (Inglaterra), pretendan adueñarse de lo que quieran…..”Estas tierras” (Malvinas), son nuestras y las defenderemos…..-de la película Abatar-….

En memoria de: Godofredo Omar Iñiguez (conscripto Fuerza Marina, Los Acosta, depto. Banda)…Muerto en combate….

Las batallas del 12 y 13 de junio de 1982: Williams, Wireless Ridge y Tumbledown


Fuente: Muro de Facebook de Daniel Fito paez