Controlarán los precios de venta del gas envasado



Tras el anuncio de la suba del producto por parte del gobierno nacional se verificará que no se registren diferencias en los envíos a domicilios. Hay un 0800 para hacer denuncias.


Los inspectores de la Dirección General de Defensa del Consumidor y Lealtad Comercial de la provincia de Entre Ríos recorrerán distintas bocas de expendio controlando el precio de venta y que no se produzcan abusos en las diferencias por envíos a domicilio de los cilindros, según informó el titular de la repartición, Juan Carlos Albornoz.

Además el funcionario indicó a la población que cuentan con un número de denuncias que es el 08004448256, el cual está disponible para que los usuarios hagan saber las anomalías con las que se encuentran en cada transacción comercial.
Por otra parte y en el marco del trabajo mancomunado que está llevando adelante la Secretaría de Producción que conduce Álvaro Gabás, la Dirección General de Defensa del Consumidor asesoró ante la visita de turistas que recorrieron la provincia a fin de brindar el mejor servicio para que los mismos vuelvan. Todo este trabajo suma a la producción que hace al crecimiento entrerriano.

En cuanto a la actualización tarifaria que regirá para este sector, el gobierno nacional autorizó a las distribuidoras de gas licuado de petróleo (GLP) en garrafas a aplicar un incremento del 16,7% para el tubo de 10 kilos, que ahora llegará a las familias a un precio final de 216 pesos, tras acumular en el año un alza del 61,3%.

El aumento fue autorizado a través de la Disposición Nº 5/2018 publicada en el Boletín Oficial con la firma de Marcos Pourteau, subsecretario de Exploración y Producción de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos.

El Ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, explicó que 8,1 millones de hogares en la Argentina tienen inyección de gas por red y 5,3 millones aún son abastecidos con garrafas de GLP.

De esos 5,3 millones de hogares, unos 2,7 millones son beneficiarios del Programa Hogar (entre los que hay jubilados y quienes cobran la Asignación Universal por Hijo), por lo que reciben un tubo de GLP de 10 kilos con un subsidio del Estado.
Pourteau, que estuvo a la derecha de Aranguren en la conferencia, estableció los denominados "precios máximos de referencia" para las garrafas de GLP de 10, 12 y 15 kilogramos, con valores que van desde la línea de fraccionamientos pasando por la distribución hasta el último eslabón de la cadena, el comercial.

Se aumenta un 16,7% la garrafa de 10 kilos de Gas Licuado de Petróleo, por lo que el tubo pasará desde el domingo de 185 a 216 pesos, lo que equivale a un alza de 31 pesos.

Si se tiene en cuenta el precio que esa misma garrafa tenía un año atrás, el incremento alcanza al 61,36%, al saltar de los entonces 135 a 216 pesos.

La disposición también establece que la garrafa de 12 kilos pasará a un precio de 234,57 pesos y la de 15 kilos subirá hasta los 293,21 pesos, sin tener en cuenta el 10,5% del IVA o los gastos de envío a domicilio.

El texto publicado en el Boletín oficial señala que los consumidores deben pagar el precio acorde a "los reales costos económicos totales de la actividad en las distintas etapas, para que la prestación del servicio se realice con las debidas condiciones de calidad y seguridad".

Este nuevo aumento en un servicio esencial volverá a golpear los bolsillos de los sectores más vulnerables de la población.

Fuente: Uno