Lilita Carrió estuvo en Paraná. Defiende las propinas y se burló de los Radicales.



La diputada Elisa Carrió estuvo en Paraná en el marco del Foro del Consejo Empresario de Entre Ríos (CEER). Habló de pymes, narcotráfico, de la justicia, la gestión de Macri e insistió con la propina.


Minutos antes de su disertación, la diputada nacional Elisa Carrió habló con la prensa y se refirió a sus denuncias sobre narcotráfico, corrupción, su opinión sobre la propina y se burló de la UCR.

"Vengo a hablar del proyecto de futuro del país porque por la transparencia en la hidrovía no sabés lo que viene y acá en Entre Ríos también, desde Victoria para arriba. Estoy abriendo la hidrovía de delincuentes y narcotraficantes para el nuevo proyecto político que se llama Pymes Exportadoras", comenzó diciendo Carrió.

Sobre la situación en la capital entrerriana sobre las causas contra el narcotráfico que involucra al intendente y funcionarios de la Municipalidad, Carrió expresó: "Hay que investigar todo Entre Ríos, Urribarri, Varisco, todos"; y cuando se le preguntó sobre si el Jefe Comunal debería tomarse licencia respondió: "es un problema de vergüenza de él.

Investigando las barcazas

La diputada contó que desde hace varios años está investigando "las barcazas, que parecen paraguayas pero son argentinas, los titulares viven en Buenos Aires. Es un tema muy particular, ustedes saben que la marihuana viene atrás y después tenemos todas las rutas; ustedes son una provincia en medio de los ríos del narcotráfico. Por ejemplo el Frigorífico Epuyén, en Victoria, exporta supuestamente sábalos a Bolivia, pero allá el fitosanitario le dice que no, entonces vuelve lleno de cocaína, esto lo vengo estudiando desde hace años. Y en Diamante tienen un puerto complicadísimo. La hidrovía es una especie de zona liberada que da lugar al tránsito ilegal" de todo tipo.

Las propinas

Respecto a sus declaraciones sobre la importancia de dar propinas, que generaron polémica por la anécdota que contó un mozo, Carrió insistió en que es necesario que la clase media no la suprima.

"La mayoría de la gente vive de la propina. Lo del mozo es cierto, pero cuando dice que tomé un gin tonic debe estar mintiendo porque yo no tomo alcohol, yo le mostré la billetera porque sólo tenía 5 pesos que hace dos o tres años no era tan poca plata", referenció sobre la situación que vivió en un bar de La Plata.

Y tras ello reafirmó su concepto. "Con la propina viven 3 millones de personas y saben dónde lo viví a eso con los cartoneros cuando en el año 2001 me llaman y me dicen que no tenían la moneda para el pan. Hay un derrame que cuando lo ves corto parece poco, pero los trabajadores autónomos, el mozo, la persona que te lleva la mercadería hasta el auto, cuando viene una recesión dejan de manejar una plata sobrante y esos son millones; no es el sueldo pero derrama de una manera y justamente por eso empieza el hambre abajo".

Burlas a la UCR

Enfrente tenía a sus compañeros entrerrianos del interbloque de diputados de Cambiemos, los radicales Atilio Benedetti y Marcelo Monfort, y no solamente ironizó sobre el poco peso del radicalismo en las definiciones nacionales de la coalición sino que incluso se burló particularmente del líder de la Corriente Illia.

Al hablar de la unidad de Cambiemos de cara a las elecciones 2019, la legisladora aseguró que “si yo tuviera interés, habría interna. Y yo no quiero cargos. En consecuencia, la alianza está asegurada” y lanzó: “y los radicales van a hacer lo que nosotros digamos”.

“¿No es así Benedetti?”, desafió al diputado entrerriano que la escuchaba en la primera hilera de asientos, antes de jactarse: “al final, los radicales tienen que reconocer que están con una ex miembro que los maneja desde afuera. Divino”.

“Es el peor castigo por misóginos”, fustigó Carrió a su vez y recordó: “nos mandaban a las convenciones a servir empanadas. Y ahora los manejo desde afuera”, insistió.