La Paz: el PJ ya expone algunos nombres y guarda otros para volver en 2019



Crecen los rumores de posibles candidatos en el PJ local mientras esperan finalice el mundial y que Bordet adelante las elecciones.


La Paz: todo el arco del PJ quiere a José Aimone
Fuente: Política con vos

Quien fuera intendente de la ciudad de La Paz en el período 1995-1999, Cr. José Carlos Aimone, es la figurita difícil pero a su vez, es la que todo el arco del peronismo paceño quiere en las próximas elecciones. “Con el Jose (Aimone), se garantiza unidad y triunfo”, dicen.

Si bien no es nueva la versión que refiere a las conversaciones existentes en La Paz para convencer al ex intendente, quien además tuvo su paso como Pte. del HCD en la primera gestión de Francisco José Nogueira (PJ); parece que, lo que era algo imposible, se fue convirtiendo en difícil para luego pasar a ser una posibilidad real.

Aimone no quería saber absolutamente nada con un cargo ejecutivo, se lo veía y él mismo lo decía, enfocado al cien por ciento en su vida personal y familiar. Aseguran que fueron muchos y muy buenos operadores del peronismo quienes mantuvieron reuniones con quien ocupaba el cargo de Contador Municipal hoy ya jubilado en esa función.

¿Quién lo quiere a Aimone como candidato?

Todos. Aunque podrían algunos tener algún tipo de dudas ligadas a intereses personales o apetencias de proyección individual al cargo de intendente, nadie pone en discusión la figura de José Carlos Aimone como conductor de una propuesta local desde el peronismo. Así lo afirman Ballestena, los hermanos Nogueira, Bilbao, Camarata y un sector de dirigentes históricos del justicialismo.
Aimone fue quien representó la etapa de la renovación en la década del 90 y muchos apuestan a un retorno que tendrá experiencia y aquel mismo perfil de juventud también.

¿Qué es lo que pide Aimone?

Luego de ver girar su postura más posibilista hacia otra de mayor conceso, el ex intendente, ex concejal y ex contador municipal, no solo cuenta con la madurez suficiente para tejer diálogos y acuerdos con sectores que se encuentran en las antagonías de sus ideas políticas, sino que representa la figura de mayor comunión interna que el peronismo paceño tanto está necesitando.

La aceptación de José Carlos Aimone a una posible nueva proyección política que le permita conducir los destinos de su comunidad, vendría acompañada de requisitos digno de atender.

Lo que pide como una insoslayable condición es: no ser condicionado (manejado, manipulado, arriado, etc.). Deja claro que no está para que no lo tomen en serio, ni para perder tiempo. No aceptará condicionamientos de nadie, ni que nadie se entrometa en el perfil que le daría a su gabinete y a su gestión en caso de imponerse en las elecciones. Está calro que, en ese mismo sentido Aimone no aceptará que le armen la lista.

Parecen propensiones absolutamente honestas y coherentes cuando uno las lee, pero también es cierto que podrían ser las que lo dejan afuera de los intereses de otros/as en el PJ.

El mayor esfuerzo

Se sabe que por estas horas son muchos los dirigentes del peronismo paceño que siguen intentando acordar la proyección de Aimone. No se dan por vencidos e imaginan que el Contador puede llegar a ceder lo cual, podría significar un escenario favorable para la oposición al gobierno municipal de Cambiemos conducido por Bruno Sarubi quien por estas horas está también moviendo sus fichas para intentar ser reelecto. Algunos mentideros de la política paceña aseguran que Sergio Castrillón es utilizado ya no solo por Daniel Rossi para romper el departamento, sino que además es utilizado por Sarubi para romper el PJ local en una posible proyección de Castrillón a la senaduría y Viola a la Diputación, algo que le viene quitando el sueño al abogado que no es como su hermano, éste poco y nada conoce de política y reduce su lectura solo a una cuestión meramente personal contra el tres veces legislador provincial Aldo Ballestena.

Idas y vueltas en los posibles armados del oficialismo y de la oposición que dejarán mucha tela para cortar en las próximas horas evaluando el posible desdoblamiento si se llega a dar el tiempo y los acuerdos para la reforma política (en parte), que persigue el gobernador Bordet.

El mejor posicionado en el PJ paceño

Es aquí donde no hay que tener mucha capacidad de lectura política para entender que es el actual senador provincial Aldo Ballestena, mientras se ordena el gran desmadre provocado por el Frente Cambiemos en 2015. Ballestena sostiene al quinto territorio políticamente fuerte de los 17 que integran el mapa entrerriano.

Además y para no herir a los susceptibles, Ballestena se expuso tres veces al voto directo de la gente en elecciones democráticas y las ganó. No es a quién más hay que discutir dentro de las filas de peronismo. En política todo eso se tiene en cuenta (las veces que te expusiste y ganaste), así como también todo favor se paga. Luego de haberse expuesto tres veces al voto directo de la gente y haber ganado incluso cuando otros de su mismo partido no lograron el mismo resultado, lo ubica en la honesta posibilidad de reclamar un lugar sin tener que volver a pelear voto a voto. Puede hacerlo, tiene derecho a hacerlo y su condición política con los resultados lo avalan más que a nadie en el departamento La Paz para liberar el departamento y acordar a otro nivel. Pero si como eso no fuese entendido por aquellos que analizan de una manera muy chiquita a la política, hay que decir que Ballestena cuenta, no solo con estructura para brindar un fuerte respaldo a la propuesta que presente el Peronismo Entrerriano en las próximas elecciones, sino que tiene un 51% de intención de voto real, con un 48% de evaluación positiva de su gestión y solo un 12% de imagen negativa según los datos de la última medición (febrero 2018) que maneja el gobierno, esa misma medición que le da un 49% a Bordet de imagen positiva y un 41% de intención de voto con un 16% de imagen negativa.

El acuerdo del PJ y la renovación

El acuerdo en La Paz que podría lograr el peronismo entre sus líneas deberá ir acompañado de una renovación en sus filas. Es real la necesidad de ver caras nuevas así como también es muy fuerte el rechazo a figuras que, siendo jóvenes de edad ya los relacionan con procesos anteriores y arrastran un desgaste frente a la mirada popular muy grande.

Sea quien sea la figura que logre consensuar el PJ en la ciudad del norte entrerriano, deberá ser capaz de sumar a las filas de la construcción política partidaria e institucional, a nuevas figuras.

Desde hace un tiempo a esta parte, fue quedando claro que el común del vecino paceño ya no solo eligen en función a la calidad o cantidad de obra pública ejecutada, sino que ha venido mutando ese enfoque del votante hacia las cuestiones ligadas a la honestidad y aptitudes personales de quienes ejecutan las acciones de gobierno, además de evaluar las necesidades satisfechas en cuestiones básicas como lo son, limpieza de la ciudad, transitabilidad, agua, cloaca y seguridad.

Acuerdos que mostrarán al PJ unido

A nivel provincial se ha venido trabajando duro para lograr acuerdos en las distintas filas del peronismo. Claro que los sectores ligados a la etapa kirchnerista siguen siendo los que mayor contradicción encuentran en la figura de Bordet. No es para ellos/as el mejor candidato que el peronismo entrerriano tiene en sus filas para presentar en la contienda con el modelo macrista. Pero resultan estratégico algunos posicionamientos como el de Adan Bahl que, sin que él lo mencione, hace tiempo las bases dirigenciales y militantes ya lo ubican como candidato a intendente de la capital provincial. Es en la figura de Bahl como así también en la del ex gobernador Sergio Urribarri que la idea de consensuar un PJ unido tras la figura de Bordet puede, primero sanar heridas y segundo, alcanzar un triunfo importante desprendido de aquellas "ajustadísimas" cifras del 2015.